¿Cómo controlar las emociones ante un mal resultado?

Si hay algo que cualquier trader sabe de antemano, sin importar el método que use, los hábitos que lleve o las estrategias que tenga a disposición es que en el trader se pierde dinero ¿A qué me refiero con esto? A que en el trading, como cualquier cosa en la vida, no existe la perfección. Pueden existir largas temporadas muy buenas, pero en algún punto la balanza puede girarse. No significa que vendrán tormentas que acabarán con nuestras cuentas, pero sí que, al revisar nuestro historial mensual, al menos un punto en rojo encontraremos.

Teniendo claro esto, el trader se capacita constantemente para controlar sus emociones y es que los seres humanos somos muy particulares. Tendemos a ser muy duros con nosotros mismos cuando por ejemplo, de 30 operaciones, 2 salieron mal. Ese día en que la operación falla muchos se sienten mal y permiten que sus emociones los gobiernen, pero eso sucede solo porque estamos viendo el momento presente y no el panorama completo.

Ya lo he mencionado en otras ocasiones y es que un buen trader no se reconoce por sus éxitos, sino por su capacidad de controlar los fracasos. Soy de los pocos mentores que operan en tiempo real y esto es justamente porque no le temo al error, al contrario, en las ocasiones en las que mis estudiantes han visto que fallé, han sido los mejores momentos para aprender, porque pueden ver qué es lo que se debe hacer ante un mal movimiento.

¿Cómo se controlan esas emociones negativas? Bueno, cada trader es un mundo. Todos tenemos problemas diferentes y experiencias diferentes que, al final, son las que nos condicionan a reaccionar de cierta manera en los resultados, sean buenos o malos, pero sí hay varios consejos que son aplicables a cualquier tipo de persona y que hoy quiero compartirte.

Descubre qué es lo que te importa

Si bien es cierto que a nadie le gusta perder dinero, el hecho de perderlo en sí no suele ser el origen de uno sentirse mal. Regularmente este sentimiento va ligado a algo mucho más personal o grande. Hay quienes tienen deudas por pagar y están desesperados, otros tienen problemas de autoestima y sienten que no son buenos, incluso hay quienes están operando con dinero prestado (que desde ya te digo que es una pésima idea).

Detecta qué es realmente eso que descontrola tus emociones ante un mal resultado y, cuando lo hagas, enfoca parte de tu energía en solucionar ese dilema. Recuerda que el trading es un plan a largo plazo. Si lo estás haciendo ahora como salida a tus problemas actuales, no tendrás la mente clara para poder operar. No es casualidad que somos directos con nuestros alumnos al decirles que deben crear un plan para pagar sus deudas y solucionar sus problemas personales que les generan estrés.

Apégate al plan

Si ya te encuentras operando es muy probable que ya tengas un plan de acción. Uno de los errores que suelen cometer quienes hacen parte de nuestros entrenamientos y que ya llevan tiempo operando es que no tienen un plan de contingencia y, al no tenerlo, terminan dejando al azar sus acciones al momento de un mal resultado, lo que regularmente se traduce en hacer mucho más grande el problema y, por ende, más dinero perdido.

Tener un plan es lo más liberador para las emociones porque, en realidad, las decaídas emocionales suelen ser producto de no saber qué hacer, pero cuando encuentras la respuesta es que el estado de ánimo cambia, porque ya sabemos a dónde dirigirnos. Bien hay un dicho que dice “quien no sabe para dónde va, cualquier bus le sirve” y quién sabe para dónde te lleve ese movimiento.

Trabaja en los problemas de tu vida

¿Sabes qué tanto influye el entorno y las personas con las que pasas tiempo, en tus operaciones? Ya es muy conocido como traders cuentan que se sentaron frente a la pantalla luego de haber tenido una pelea con su pareja y eso se tradujo en pérdidas, también quienes tienen problemas de sueño o se distraen con mucha facilidad, incluso vivir en ambientes con familiares o amigos tóxicos puede llegar a ser muy perjudicial a la hora de operar si no se controla el problema.

No puedo decirte cómo solucionar esos problemas, porque todos tenemos percepciones diferentes de ellos. Hay quienes tal vez tengan la posibilidad de tener un diálogo con su familia o pareja y llegar a un arreglo, otros tal vez decidan irse lejos y otros puede que quieran seguir en el mismo entorno, pero trabajar en su fortaleza personal y autoestima, todas son válidas, depende de qué es lo mejor para ti.

Trabaja en ti

Este puede ser el más obvio, pero puede ser el más necesario. Trabajar en tu autoestima es clave para cualquier cosa que desees hacer. Hay muchos que van al gimnasio y con el tiempo suben sus niveles de autoestima, pero si el día de mañana por A o B motivo no pudieran seguir entrenando y perdieran el progreso obtenido ¿significa que los niveles de autoestima vuelven a bajar? Tu seguridad y lo que piensas de ti no puede ser definido por agentes externos (eso incluye el trading), sino que tú mismo debes construirlo.

Esta web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estás dando tu consentimiento de las mencionadas cookies y de la política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies