¿Cómo ahorrar para abrir una cuenta de trading?

¿Cómo ahorrar para abrir una cuenta de trading_
  • Uno de los mayores retos que enfrentan muchos quienes empiezan en el trading desde cero es conseguir el dinero para abrir una cuenta. Hay quienes recurren a préstamos, pero es una práctica que no recomendamos, debido al enorme nivel de estrés y ansiedad que se adquiere. Siempre hemos mencionado que, si vas a invertir, debes hacerlo con dinero estés dispuesto a perder. No porque así sea, sino porque esto libera tu mente de preocupaciones. Operar con el dinero de la escuela de tus hijos, de la renta o incluso de la propia comida es una mala jugada. Es por esto que hoy te traemos algunos consejos para poco a poco conseguir el dinero.

Paga tus deudas

Es divertido que hay muchos que quieren comenzar a ahorrar o invertir saltándose este paso, como si estas desaparecieran por arte de magia. También hay quienes quieren invertir para pagarlas y desde ya te decimos que no es la forma de actuar. El dinero no salva de quiebras ni de malas situaciones económicas. Primero estabilizas tus finanzas, luego haces trading. Así de simple.

Todo dinero que no sea usado para gastos necesarios, debe enfocarse en pagar de la forma más rápida posible tus deudas. A día de hoy nos encontramos con personas que tienen deudas complicadas y aún así pagan spotify, netflix, salen a comer o de fiesta los fines de semana y pagan planes de celular. Eso sencillamente se llama falta de coherencia. No significa que dejando de pagar netflix podrás pagar tus deudas en 1 mes, pero cuando eliminas muchos de estos micro gastos innecesarios (¡OJO! innecesarios por tu situación de deudas, no porque no puedas tener al estar mejor económicamente) empiezan a crear una base de dinero que poco a poco suma a saldar tu deuda.

Define tu objetivo

Aquí debes escribir en un papel qué es lo que harás con el dinero que ahorrarás, siendo claro también en los montos que necesitas. Aquí puedes incluir, hablando de trading, la apertura de la cuenta, el pago de formación o incluso un computador para que puedas operar. 

Establece el tiempo

Este punto depende del monto de ahorro que cada quien sea capaz de manejar en el mes y desde ya queremos aclararte algo: no importa si al hacer los cálculos tardarás 6 meses o más de 1 año, lo realmente importante es empezar. Tras pagar tus deudas puedes usar tu dinero como desees (siempre que no entres en más deudas), pero recuerda que mientras más gastos innecesarios añadas, más tardarás en lograr tu meta.

Hay quienes se enojan con este modelo de ahorro, básicamente porque tienen en sus cabezas el pensamiento de “solo se vive una vez”. Al final es tu vida, pero deja te planteamos algo:

¿Qué prefieres?

  • “Sacrificar” con un plan en mente los próximos 2 o 3 años de tu vida, logrando mejorar tus hábitos de vida y financieros, mientras en el proceso logras construir una fuente de ingresos que eventualmente te permitirá ser rico en tiempo y dinero durante los siguientes 10, 20, 30 o 40 años.
  • Vivir el día a día, gastando el dinero que tienes como desees a corto plazo, llegando justo a fin de mes y sin poder cumplir los planes que hace tiempo deseas para ti y tu familia.
Piénsalo…

El ahorro es primero

Todos hemos intentado ahorrar alguna vez y estamos seguros que la gran mayoría lo ha hecho de la siguiente forma:
 
Recibes tu ingreso. Una parte importante se va en tus gastos fijos y la otra la usas a lo largo del mes, dejando como nota mental que lo que quede al final lo ahorrarás. Hay unos que son más cuidadosos y definen un monto de diversión y otro de ahorro. Cuando analizas ambos casos, te das cuenta porque a las personas se les hace tan complicado ahorrar, porque definen el ahorro como el residual.
 
La forma correcta es “el ahorro primero”. Cuando ya tengas designado los gastos fijos y el ahorro, el dinero residual sí es el que puedas usar como quieras durante el mes. Muchos ven el dinero ahorra como el salvavidas de imprevistos en el mes (en el mejor de los casos, porque en otros lo usan para compras innecesarias), pero a menos que sea una verdadera emergencia, el dinero ahorrado NO SE TOCA. Haz de cuenta que no existe.
 
Realmente el resto es simple fuerza de voluntad. Podrías tener en tus manos el mejor plan de ahorro, el que te garantiza 1.000.000€ en 1 año, pero si no pones de tu parte, si no cumples lo que tienes que hacer y lo que te prometiste a ti mismo, sencillamente no funcionará. Por eso, durante el tiempo de ahorro, debes preocuparte por investigar, por aprender todo lo que más puedas y definir si realmente este es el camino que deseas seguir. De lo contrario, aprovecha tu ahorro para lo que realmente te apasione.

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on google
Share on linkedin

Esta web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estás dando tu consentimiento de las mencionadas cookies y de la política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies