¿Pagar deudas o hacer trading?

¿Pagar deudas o hacer trading?

Todos nos encontramos en la búsqueda de hacer dinero. Ya sea que quieras millones para vivir como los ricos de las películas o busques lo mínimo necesario para tener una vida tranquila, la búsqueda de más ingresos siempre está presente en el sistema en el cual coexistimos. La cuestión es: si me encuentro en una mala situación económica ¿debería hacer trading? Para muchos la respuesta obvia resultar ser un rotundo NO, pero el tema es mucho más compleja.

El trading como emprendimiento

En películas e incluso en la vida real hemos visto este caso: la persona que se encontraba en quiebra y decide empezar de la nada su propio negocio, comienza a ganar sus primeros ingresos y poco a poco va saliendo de esa situación. ¿Por qué sería algo diferente con el trading? Al final hasta nosotros mismos hemos dicho en repetidas ocasiones que esto es un negocio más, que funciona exactamente como si estuvieras dirigiendo tu propia empresa. Si bien hasta cierto punto es cierto, hay un par de puntos que cambian las reglas del juego.

El primero de ellos es el tiempo que tardas en recibir ganancias. Si montas un negocio de lo que sea este verdaderamente tuvo que ser una pésima idea o estar muy mal planteado para que salga mal. Estos negocios suelen nacer en forma de ventas de ropa, comida rápida y productos varios en internet, cosas que por defecto siempre están en circulación y cuya posibilidad de recibir ganancias rápido está mucho más determinada por tu capacidad de estar allí para el cliente potencial, de ser una opción cercana y con una calidad decente como para que decidan comprarte a ti en vez de irse mucho más lejos.

El problema es que esto no ocurre en el trading, aquí tus ganancias tardarán y eso puede generar altos niveles de estrés. En parte esta tardanza se debe a la curva de aprendizaje. En los ejemplos anteriores más allá de la capacidad para vender o promocionar por redes sociales no tienes limitaciones conceptuales para ganar dinero. Todo conocimiento que llegues a necesitar a futuro será para aumentar tus ganancias, pero ya tendrás una base que, por lo menos, te hará sentir que vas por el camino correcto. En el trading la curva de aprendizaje es mucho más larga, es imposible que comiencen sin entender casi a la perfección en el negocio y luego se suman las cargas emocionales.

Si tienes deudas lo único que pasará es que te retrasarás mucho más en ellas y es un lujo que estoy casi seguro que no puedes darte. Ahora, hay personas que pueden llegar a enfrentarse a algo más.

¿Y si no tengo otra opción?

Escuchamos por allí una frase que cuenta una gran verdad: la mayoría de personas no emprenden porque tengan espíritu emprendedor, lo hacen sencillamente porque no tienen otra opción. Esto es algo que le ocurre a muchos que llegan a nuestras redes sociales. Están desempleados, con pocos ahorros y están buscando una opción con la que puedan ganar dinero, pero la verdad es que seríamos irresponsables si le pusiéramos luz verde.

Cuando estás en el punto de sin opción, el trading no debería estar en consideración. Requieres dinero para una formación, dinero para tu cuenta y aún falta saber si el dinero que inviertas lo recuperarás rápidamente porque también están las personas que no se controlan y terminan perdiendo parte de su inversión por sus emociones, por no seguir un plan de trading, por tratar de hacer ese movimiento que les hará ganar mucho dinero y solucionar todos sus problemas.

¿Por qué hacer trading entonces?

Hasta este punto pareciera que el trading fuera la peor decisión que se puede tomar y nada más lejos de la realidad. Lo que ocurre es que como formadores tenemos que jugar el papel de la puerta que se cierra para que no te hagas más daño. ¿Significa esto que es imposible ganar dinero si se tienen deudas? No exactamente. Nosotros mismos hemos tenido alumnos hasta de VENEZUELA que seguramente tienes idea que no pasan por su mejor momento económico y que juntando el poco dinero que tenían lograron salir de la situación en la que estaban. Lo que pasa es que esto no ocurre siempre. Esa es una historia bonita en medio de muchas otras que terminaron mal.

Ahora, lo cierto es que el trading puede ser para toda la vida. A diferencia de una empresa o un trabajo que en algún momento puedes perder, el mercado siempre estará. Una pregunta muy frecuente es que si con la automatización ya no será rentable ser trader y es un error, al contrario, mientras más personas entren a mercado, sean hombres o máquinas, más dinero habrá de por medio para ganar. Por otro lado el trading compagina perfectamente con cualquier otra actividad que realices en tu día a día.

Si te encuentras en una situación estable, donde puedas permitirte usar un dinero que no sientas que necesitas para algo más, adelante, arriésgate, podrías estar tomando una decisión definitiva para tu vida que te generará dinero siempre que sigas el plan. Si tu posición económica no es la mejor, te recomendamos que lo consideres, que te enfoques en pagar tus deudas primero y cuando todo esté estable, comienza tu camino.

Share on facebook
Compartir
Share on twitter
Compartir
Share on telegram
Compartir
Share on whatsapp
Compartir

¿Ya estás con nosotros en YouTube?

En nuestro canal podrás encontrar análisis de operativa, videos de actualidad del trading y mucho contenido gratuito.

Esta web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estás dando tu consentimiento de las mencionadas cookies y de la política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies